Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web


Cuidado con el Alplax





Quisiera por intermedio de esta página alertar a
todas las personas que consumen Alplax (alprazolam) acerca de mi experiencia
personal, la cual me llevó al borde de la muerte. Los médicos recetan esta droga
indiscriminadamente, sin avisar a los pacientes que ésta genera una fuerte
dependencia. Yo comencé a consumir Alplax hace unos 10 años, por un problema de
insomnio. Me recetaron una dosis baja, conjuntamente con amitriptilina. El tema
es que cada vez necesitaba dosis más altas para poder dormir, y también descubrí
que consumir Alplax durante el día me hacía sentir bien, me producía un estado
de hiperactividad y pérdida de temores e inhibiciones. Comencé a consumir la
droga de día y de noche, en dosis cada vez más altas. También empecé a mentirle
al psiquiatra respecto a la cantidad de pastillas que necesitaba, y llegué a
falsificar recetas y a hacerme amiga de farmacéuticos que me vendían la droga
sin entregar receta. Pronto mi personalidad comenzó a cambiar. Me volví agresiva
con mi pareja, mis amigos y hasta con la gente que me cruzaba por la calle.
Sentía que el mundo estaba en mi contra, y que la gente me provocaba. En ese
momento estaba tomando 6 miligramos de Alplax por día, sólo que mi psiquiatra no
lo sabía. Fui diagnosticada con un trastorno de personalidad llamado borderline,
y me asusté mucho. Miraba por el balcón y creía que desde los autos estacionados
en la calle me estaban espiando. Dejé de tener vínculo con mi familia, también
estaba enojada con ellos. A mediados del año 2003 estaba tomando dosis más altas
de Alplax. Una tarde fui a mirar vidrieras por la avenida Santa Fé con todos mis
ahorros en el bolsillo. No sé cómo fui y volví. Mi hermana me contó que estaba
esperando un bebé y yo estaba tan drogada que ni siquiera la felicité. El día 27
de Julio de ese año, un domingo, yo volaba de fiebre producto de una neumonía, y
casi no podía respirar. Decidí tomar unas pastillas con la intención de dormir
un par de días y no sentirme tan mal. Perdí el control de la cantidad de Alplax
que tomaba. Tenía una caja llena, 60 pastillas de 1 miligramo. Cuando miré la
caja, quedaban 13 pastillas. Me había tomado 47. Avisé en seguida a mi pareja, y
él rápidamente llamó al médico. Estuve en un estado de semi inconsciencia
durante 5 días, y sufrí un accidente doméstico al caerme sentada sobre una
estufa eléctrica y no poder incorporarme, lo cual me produjo quemaduras en una
pierna. Luego de este incidente cambié de psicólogo y de psiquiatra. En este
momento estoy medicada con Valcote y Zyprexa, y tomo una sola pastilla de Alplax
durante la noche para poder dormir. Creo que superé mi dependencia, aunque no
estoy muy segura. Alplax, Xanax, o como se llame, es veneno para ratas. Provoca
un bienestar ficticio y una personalidad ficticia. Espero que no haya muchas
historias como la mía, pero si hay alguna me gustaría conocerla.
*Nota: esto lo escribí en el año 2006. Todavía no pudieron quitarme el alprazolam,
estoy tomando 2 mg diarios. Hoy es 8 de diciembre de 2012, y aparentemente no
hay forma de quitármelo.*

Por favor, dejame tu comentario en el libro de visitas o enviame un e-mail a
sandramonica@gmail.com
Nombre:
Email:
Pais:
Comentarios:
Escriba estos 4 o 6 caracteres de seguridad dentro de este espacio
(Este codigo previene que programas automaticos escriban el libro de visitas.)
Free counter and web stats

46346